6 abr. 2013

La Batalla de Stamford Bridge

Vayamos ahora con uno de los episodios que, a pesar de ser fundamentales en la comprensión de la historia de la época vikinga, no había sido aún desarrollado como se merece. Se trata, en esta ocasión, de la Batalla de Stamford Bridge, que puso fin a la época de las incursiones vikingas.
Esta batalla tuvo lugar el 25 de septiembre de 1066 entre los ingleses de Wessex y los noruegos comandados por Harald III. A pesar de su importancia, esta batalla no fue la única de este periodo, sino que forma parte de un conjunto de tensiones internas y luchas por el poder a nivel internacional, que pasando por aquí acaba por desembocar en la famosa Batalla de Hastings.
Todo este conflicto se originó tras la muerte, en enero de 1066, de Eduardo el Confesor, rey de Inglaterra, sin haber dejado ningún sucesor designado, lo que provocó que tres bandos distintos reclamasen su derecho al trono:
Eduardo el Confesor (reconocible por el tituli superior) en el Tapiz de Bayeux
-Harold Godwinson, conde de Wessex, título que heredó de su padre Godwin, hombre de confianza del rey que incluso desposó a este con su hija Edith (hermana, por tanto, de Harold) en 1045. Este casamiento convertía a Harold Godwinson en cuñado del rey Eduardo, por lo que al morir este, consideraba como pleno derecho reinar en su lugar. Además, tras la muerte del rey, había sido elegido como sustituto por el Witenagemot o "asamblea de hombres sabios". A pesar de ser una asamblea, no se puede pensar en ella como un equivalente anglosajón del Althing nórdico, principalmente porque en Islandia, donde se celebraba el Althing, no había reyes, de modo que estos se ocupaban de tomar las decisiones así como de impartir justicia. Incluso en Noruega, Suecia o Dinamarca, donde sí que hubo reyes, el Thing o "asamblea" era un órgano con la potestad de resolver disputas (la mayoría sobre exilios, asesinatos sin compensaciones o peleas por la propiedad de la tierra), y sólo acudían al rey cuando no podían resolver estas disputas de manera unánime. En contraposición, el Witenagemot era más bien una asamblea consultiva, encargada de aconsejar al rey sobre la administración y organización de su reino, aunque podían cesar a un rey, y su apoyo era necesario para elegir a otro, de manera que vigilaban para evitar la autocracia real, destituyendo algunos reyes que se excedieron en sus competencias. Teniendo en cuenta que Harold tenía tantos puntos a su favor, no había problema en que fuese el próximo rey, y de hecho lo fue. Sin embargo, el hecho de no ser el único aspirante al trono no le dio un reinado tranquilo.
-Harald III o Harald Hardrada ("el Despiadado", "el de la mano dura"), según una de las teorías descendiente de Harald I, viajó por Oriente, llegando hasta Bizancio y Anatolia, y volvió con la idea de establecer un imperio bien organizado, tal y como él había visto allí. A su regreso en el 1046, su sobrino Magnus I el Bueno, que ocupaba el trono noruego, accedió a cederle la mitad de su reino a cambio de la mitad del tesoro que Harald acumuló en su viaje a Oriente, pero al año siguiente, Magnus murió y Harald quedó como rey de toda Noruega, ocupando además las islas Órcadas, Shetland y Hébridas. El hermano de Harold, Tostig, conde de Northumbria, tuvo muchas dificultades para gobernar dicha región, y se decidió su deposición. Al no aceptarla, Tostig fue proscrito, y marchó hacia Noruega para aliarse con Harald, después de realizar muchos ataques fallidos contra las costas de su propio país, perdiendo a sus hombres.
-Guillermo el Bastardo, llamado así por ser hijo de Roberto I el Diablo y la aldeana Arlette de Falaise, fue duque de Normandía desde los ocho años, cuando su padre, el anterior duque, murió volviendo de su peregrinaje a Tierra Santa. En 1051 visitó a su primo Eduardo el Confesor, que le prometió la corona inglesa. Harold Godwinson se había casado con su hermano, prometiendo a su yerno la mitad de Inglaterra. Pero al existir varios pretendientes al trono, el Witenagemot eligió a Harold como rey, y cuando Guillermo le pidió explicaciones por carta, Harold respondió que, debido a que había sido elegido por la asamblea de sabios, conservaría su reino por completo.

La Crónica Anglosajona cuenta con detalle cómo, después de los ataques fallidos de Tostig a Inglaterra, marchó a Noruega para ponerse al servicio de Harald III, y ambos atacaron York. El rey Harold se enteró de esta amenaza, pero al mismo tiempo había tenido noticias de una posible amenaza mucho mayor: que Guillermo vendría y conquistaría toda Inglaterra, por lo que Harold reunió a sus tropas en Sandwich, al sureste de Inglaterra. Mientras, en York, los earls (condes) de Mercia Edwin y Morkar trataron de defender esta tierra de los noruegos, y les causaron bastantes bajas, pero no tantas como recibieron ellos, de manera que los noruegos se habían hecho con el control del norte. La crónica data esta primera victoria en el miércoles de la víspera de la festividad del apóstol San Mateo, fecha que correspondería al 19 de septiembre. Enterado Harold de esa derrota, decidió reunir a sus tropas de nuevo y marchar hacia el norte, hasta York, aunque el ejército noruego de Harald y Tostig se había ido a Stamford Bridge, y allí comenzó la batalla, de la que podemos encontrar más información en la Saga de Harald Hardrade. Según esto, cuando ambos ejércitos se encontraron, Harald Sigurdson compuso este poema:
"En la tormenta de la batalla no buscamos abrigo,con pensamientos cobardes, y la rodilla doblada,Tras el escudo vacío. Con el ojo y la mano defendemos la cabeza;Valentía y habilidad en el lugarDel casco y el escudo,En el sangriento campo de batalla"
[Traducido de S. STURLUSON, Saga of Harald Hardrade , cap.  94]
Para los ingleses no fue fácil pasar con la caballería a través del muro de escudos y lanzas con que los nórdicos peleaban, por lo que decidieron tomar una decisión clave que favoreció la derrota de los noruegos: cuando estos atacaron, los ingleses fingieron una retirada, que los noruegos creyeron cierta, y entusiasmados corrieron persiguiéndoles, rompiendo la línea de batalla. Pero cuando los ingleses les tuvieron donde querían, salieron contingentes de todas partes rodeándolos y tirándoles flechas y lanzas. El rey Harald III estalló en cólera y se colocó inmediatamente en primera línea de batalla, arrasando con su espada, que asía con ambas manos, por lo que no había casco o armadura que pudiera resistir sus embates.
Sin embargo, una flecha le atravesó la tráquea, causándole una herida mortal, por lo que el conde Tostig tomó en su lugar el estandarte del rey. Harold Godwinson ofreció la paz a su hermano y tierras a los nórdicos, pero estos preferían morir uno tras otro antes que aceptar la compasión de los ingleses.
Dos obras que recogen esta batalla y la muerte de Harald III. Arriba, cuadro de Peter Nicolai Arbo, donde aparece Harald en la mitad del cuadro, de azul, recibiendo el flechazo. En una pose similar aparece abajo, en una ilustración de Wilhelm Wetlesen, sujetando un escudo. En ambos casos aparece un personaje junto a él que lo sostiene, preocupado por él. Este personaje sería el que le preguntó si se encontraba bien, a lo que (se cree) que Harald respondió: "Es sólo una pequeña flecha, pero está cumpliendo su trabajo", cita que no he podido encontrar ni en la Crónica Anglosajona ni en la Saga de Harald Hardrade.

Otro punto de vista lo recoge la Crónica Anglosajona, donde se menciona además la figura de un enorme guerrero noruego, identificado por algunos como un berserker:
<<Allí murió Harald el de la Hermosa Cabellera [error que comete la crónica, pues el apelativo de "el de la Hermosa Cabellera" corresponde a Harald I, antecesor de este Harald, y por tanto de una cronología bastante anterior] y el conde Tostig, y mucha gente con ellos, nórdicos e ingleses [la Crónica dice literalmente Normans, que no se debe traducir como "normandos" sino como "hombres del norte", pues la región de Normandía no peleó en esta batalla sino en la siguiente, en Hastings]; y los nórdicos que quedaban con vida escaparon de los ingleses, quienes fueron aniquilándoles en su retirada; hasta que algunos llegaron a sus barcos, a unos se les ahogaba, otros ardían hasta la muerte, y así destruidos de muy diversas maneras; de modo que quedaban pocos en pie: y los ingleses tomaron posesión del terreno. Pero había uno de los noruegos que resistía al ataque de los ingleses, de modo que estos no podían cruzar el puente ni completar su victoria. Un inglés le apuntó con su jabalina, sin conseguir nada. Entonces pasó otro bajo el puente, clavando su lanza terriblemente entre su cota de malla. Y Harold, rey de los ingleses, cruzó entonces el puente, seguido por su ejército; y allí hizo una gran matanza, tanto de noruegos como de flamencos [Tostig se había casado con la hija de Balduino IV, Conde de Flandes, a quien pidió apoyo, por lo que existía un contingente flamenco dentro del ejército al mando de Harald III].>>
Lo que está claro, contraponiendo ambas versiones, es que hubo una aplastante victoria inglesa sobre el ejército noruego, de los que muy pocos sobrevivieron. Sin embargo, todo el viaje que había hecho Harold con su ejército de Sandwich a Stamford Bridge, más las bajas que tuvieron, produjo un importante desgaste en las tropas inglesas, y cuando Guillermo el Bastardo quiso conquistar Inglaterra, Harold tuvo que desplazar sus tropas de York a Hastings, lo que provocó un fuerte cansancio, que facilitó la victoria de Guillermo en la Batalla de Hastings, haciéndose con el control de Inglaterra, por lo que desde entonces se le conoce como Guillermo el Conquistador o Guillermo I de Inglaterra. Todos estos hechos hacen que se hable de Harold Godwinson como el último rey anglosajón, y de Harald III como el último rey vikingo.
Monumento conmemorando esta batalla, situado en Stamford Bridge, Yorkshire, con una inscripción: <<1066 / La Batalla de Stamford Bridge /
El rey Harold de Inglaterra derrotó a su hermano Tostig y al rey Harald Hardraada aquí el 25 de septiembre de 1066
>>

Recursos externos:
-Calendario web - 1066: La principal aplicación de este calendario con respecto a la historia es poder contrastar la fecha que pueda aparecer en una determinada fuente. En este caso se usó el calendario del 1066 para verificar que el miércoles de la víspera de la festividad de San Mateo correspondía al 19 de septiembre.
-Crónica Anglosajona (inglés): Fuente fundamental a la hora de buscar información sobre la historia de Inglaterra. Una advertencia al buscar los extractos traducidos: el nombre de Harald III pueden tratarlo como Harold, de manera que si os queréis guiar mejor, prestad atención al epíteto que les suele acompañar, "rey de Noruega" o "rey de los ingleses".
-Saga de Harald Hardrade 58 -105 (inglés): Saga incluida dentro de la Heimskringla de Snorri Sturluson. Los capítulos relativos a esta batalla son el capítulo 90 y siguientes. Sin embargo, es recomendable leer la saga completa, por relatar sus viajes hacia el este y su relación con el mundo bizantino. Pero por si queréis buscar el extracto traducido, o recopilar vuestra propia información, hago la misma advertencia que antes, sólo que al revés: aquí a Harold Godwinson le llaman Harald, debido a que ambos reyes se llaman igual, pero su nombre se dice de manera distinta con los anglosajones y con los noruegos. Aquí, la mejor manera de diferenciarlos en este texto es su "apellido": Godwinson en el caso del inglés Harold y Sigurdson en el caso de Harald III.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...