31 ago. 2011

Fenrir

Loki Laufeysson tuvo tres hijos con la giganta Angrboda: la serpiente Jörmungandr, el lobo Fenrir y Hel. Pero al saber los dioses que esos tres hijos habían nacido en el Jötunheim, la tierra de los gigantes, se dieron cuenta de que no les traerían más que desgracias, por lo que decidieron librarse de ellos.
A Jörmungandr la arrojaron al mar que rodea toda las tierras, y allí creció hasta el punto de que podía ocupar todo el mar cuando se mordía la cola.
A Hel la envió al Níflheim, la tierra del frío (tierra con una importancia básica en el mito de la creación). Allí le dio poder sobre los muertos enviados allí, que eran aquellos que fallecían de enfermedad o vejez. Por así decirlo, el Valhalla sería como el Cielo cristiano, donde van aquellos que lo merecen, mientras que el reino de Hel, el Helheim, sería el destino para aquellos que no han conseguido ir al Valhalla, por lo que sería el equivalente al infierno cristiano (de ahí el nombre inglés para infierno, hell).

A Fenrir (el personaje que tratamos en esta entrada) lo cuidaron los Ases en su tierra, y Týr tenía el valor para ir de darle a comer (más información sobre Týr aquí). Como el lobo no paraba de crecer, los Ases decidieron encadenarle (para ver el conocidísimo relato del encadenamiento de Fenrir, pinchar en el enlace anterior).
Este encadenamiento del lobo guarda relación también con la mitología finesa, pues en uno de los cantos del Kalevala, donde la mujer de Ilmarinen reza a Tapio (rey de los bosques) y a Ukko para que eviten que a sus vacas les pase nada malo cuando salgan a pastar, se dice:

<< Guarda tu perro entre dos rocas,
átalo a una cadena de oro,
ponle de plata una correa
para que no provoque estragos,
para que no siembre el terror.
Pero si eso no bastara,
oh, Ukko todopoderoso,
dorado y plateado dios,
escucha mis palabras de oro,
oye mis súplicas fervientes:
coloca un tallo del serbal
del can en su achatado hocico;
más si el serbal aún fuera poco,
fabrica una correa de cobre;
si el cobre fuera poco fuerte,
una argolla de hierro haz;
pero si el can rompe el metal,
si el chucho aún provoca estragos,
colócale una barra de oro
en las quijadas, cúrvala,
e inmovilízale el hocico,
atenázale bien los dientes
de manera que no se pueda
quitar el bozo si no es
con un cuchillo o con un hacha. >>

20 ago. 2011

Sonatorrek o la Pérdida irreparable del hijo

Ya hemos hablado en otras ocasiones de Egil Skallagrímsson, y como ya se dijo fue tan buen luchador como escaldo. Suyo es este poema llamado Sonatorrek o Pérdida irreparable del hijo. Situemos un poco el contexto de este poema:
Tras sus múltiples expediciones y batallas contra Eirík Blódöx (o Hachasangrienta) se asentó en Islandia, en el terreno que su padre, Skallagrím Kveld-Úlfsson, le legó. Allí tuvo dos hijas (Thorgerd y Bera) y tres hijos (Böðvar , Gunnar y Thorsteinn). En esta ocasión hablaremos de Böðvar.
Böðvar estaba ya crecido, y era apuesto y fuerte como Egil o Thórólf a su edad. Böðvar quería mucho a Egil y viceversa.
Un verano, llegó un barco al Hvitá (o "Río blanco", pues la terminación -á en los lugares tenía el significado de "río"), y hubo gran mercado, y Egil compró mucha madera y la mandó llevar a un barco; sus criados fueron con una barca de ocho remos que Egil tenía. En una ocasión, Böðvar pidió que le llevaran consigo, y aceptaron; fue entonces a Vellir con los criados; en total eran seis, en un barco de ocho remos.
(...) Sopló entonces un violento vendaval del sureste, y se vieron metidos en la resaca de la bajamar; la mar estaba muy encrespada en el fiordo, como suele suceder; finalmente, el barco se hundió, y murieron todos.
Más tarde, al día siguiente, aparecieron los cuerpos; el cuerpo de Böðvar llegó hasta Einarnees, y otros llegaron al sur del fiordo, que es donde llegó también el barco; lo encontraron en Reykjarhamar.
Ese día, Egil se enteró de estas nuevas, y fue a buscar los cuerpos; encontró el cuerpo de Böðvar; lo levantó del suelo y lo colocó sobre sus rodillas, y se lo llevó luego a Digraness, al túmulo de Skallagrím. Mandó abrir el túmulo y puso en él a Böðvar, al lado de Skallagrím (...)

Hecho esto, Egil se encierra en su habitación, hasta que su mujer Ásgerd manda llamar a su hija Thorgerd, quien "engaña" a Egil para sacarle de su empeño en esperar la muerte: se encierra con él fingiendo esperar también la muerte, y masticando un alga que según ella acorta la espera. Egil mastica también el alga, que no los mata pero si les da sed, por lo que piden agua, pero se les da leche, por lo que Thorgerd consigue convencer a Egil para que escriba un poema en honor a su hijo Böðvar y ella lo escribirá en madera, y hecho eso "moriremos los dos si así nos parece". Egil, ya persuadido, le escribió este poema:

(Sonatorrek de SIG:AR:TYR. La imagen del vídeo es Egil a caballo sosteniendo a su hijo Böðvar)

15 ago. 2011

Korpiklaani - Karhunkaatolaulu

A estas alturas creo que no es necesario presentar a este grupo de folk metal finlandés llamado Korpiklaani. En esta ocasión vamos a hablar de una de sus canciones, si bien no tan conocida como otras, si que es muy válida para hacer referencia a la mitología finlandesa. La canción se titula Karhunkaatolaulu o, en español, la "Canción de la Caza del Oso".
Ya vimos en otras entradas la importancia del oso en la cultura finesa (por si alguien quiere ver dicha referencia, puede visitarla pinchando aquí). Por ello, pasaré directamente a traducir al español la letra de la canción (si alguien quiere ver la letra original en finés, puede hacer click aquí):

A través de los árboles de pícea (la pícea es un árbol de entre 20 y 60 metros que aparece en proverbios fineses como "quien alcanza la pícea cae hasta el enebro", es decir, que si alcanzas algo demasiado bueno para ti, de alguna manera la historia no acabará bien)
En primavera
Estamos cazando un oso
Estamos persiguiendo un gran ejemplar

Esperamos en torno a su guarida
Al acecho ante su entrada delantera
Afilamos nuestras lanzas
Probamos nuestras armas

El salvaje (el oso) intenta escapar
El rey del bosque (el título del álbum, Korven Kuningas, precisamente significa en finés "rey del bosque") monta en cólera
El oso se vino abajo como un rey
Empalado por estacas alisadas

Ahora celebraremos el banquete
Recordando al dios del bosque
Haremos sacrificios a Ukko
Y realizaremos culto a su hijo
(el oso era considerado como el mismísimo hijo de Ukko, dios principal del panteón finés, y como tal se le guardaba un gran respeto, pues se creía que los humanos descendían de ese oso hijo de Ukko. Por ello, al cazar un oso no se le trataba como una simple pieza de carne, sino como un héroe que daba su vida para alimentar al pueblo, de ahí los sacrificios a Ukko, su supuesto padre)

Música de Finlandia: Yoik

Hoy vamos a abordar un tema relacionado con la música de Finlandia: El Yoik.
El yoik es el nombre que se le da a un canto especial utilizado por el pueblo saami o lapón, quienes desde hace 11.000 años según hallazgos arqueológicos (aunque el primer dato más relevante vino de la mano de Tácito en el siglo III, que ya los nombraba fenni), viven en el norte de la península escandinava, siendo una región anexa a Noruega, Suecia, Finlandia y el noroeste de Rusia.
En cuanto a religión, son un pueblo animista y chamanista, dato que hay que tener presente al hablar de los yoik
Laponia estaría localizada en la zona del mapa en color rojo

13 ago. 2011

Wackinger Village

El nombre de "Wackinger Village" es una especie de mezcla entre dos conceptos: El gentilicio del pueblo de Wacken y el nombre alemán para "vikingo", Wikinger. De modo que "Wackinger Village" podría traducirse como "pueblo vikingo de Wacken". En este vídeo (mi primer montaje, espero que sea del gusto de todos) muestro las fotos que hice a las cosas de más interés que vi.

video

The name "Wackinger" is a mixture of the name of the village, Wacken, and the german name for "viking", Wikinger. So Wackinger Village could be translated as "Viking village of Wacken". Here I show one video I made with all the things I saw there.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...