12 feb. 2013

Crónica de concierto: Korpiklaani + Metsatöll (Madrid, 09/02/13)

El sábado 9, vinieron de nuevo a la Sala Caracol (Madrid) los finlandeses Korpiklaani, trayendo lo mejor del folk metal, pero acompañados esta vez de los estonios Metsatöll. El resultado: una noche chamánica.


Sin teloneros de por medio, los primeros en salir fueron estos últimos. Nunca había tenido la oportunidad de verlos en directo, hasta este sábado, y la verdad es que la espera mereció la pena. He de reconocer que fui a su concierto "sin hacer los deberes", habiendo escuchado tan sólo Küu (con la que abrieron) y Vaid Vaprust (que tocaron un par de canciones después), y ambas sonaron en directo increíbles. Pero las demás no se quedaron atrás, haciendo gala de un folk metal increíble. Piensa en chamanes, piensa en ancestros, sitúa todo eso en el típico paraje natural que haría las delicias de cualquiera: todo eso transmitía Markus, el vocalista, cuando entonaba sus cantos tal y como lo haría un chamán de aquellos lugares perdidos entre los bosques bálticos. Pero si alguien me llamó la atención fue Lauri, cuya voz grave recordaba a la de Christopher Lee narrando las canciones de Rhapsody (en el caso de Lauri, haciendo una introducción de Muhu), y además tocaba la guitarra eléctrica, la gaita, la flauta, y una ristra considerable de instrumentos tradicionales. Todo un bardo.
Setlist:
-Söjasüda
-Küü
-Kivine Maa
-Vaid Vaprust
-Roju
-Vägi ja Vöim
-Kahjakaldad
-Äio
-Rabakannel
-Muhu Öud
-Saaremaa Vägim
-Sajatus
-MV 2
-Minu Kodu

Y tras ellos, finalmente, Korpiklaani. Desgraciadamente tuvieron un inicio muy malo, pues el sonido no les pudo ir peor: a Jönne no se le oía cuando cantaba, Tuomas se esforzaba en vano por hacer una bunea actuación con su violín cuando tampoco se le oía nada...además, cuando empezó a arreglarse el sonido, se vio que ese no era el único problema, pues la voz de Jönne no llegaba a los niveles de otros conciertos anteriores. De hecho, tampoco hacía falta remontarse mucho tiempo atrás, pues una de las canciones que mejor testimoniaba que no pasaba por su mejor momento era una de su último disco, Metsälle, en la que el canto "chamánico" que se encuentra al final de la canción tuvo que ser cantado con varias pausas para tomar aire, algo que no le ocurría en conciertos anteriores. Tampoco sacó su típico micrófono con los cuernos de alce, puesto que, dado que en esta ocasión no tocó la guitarra y tan sólo cantó, no le hizo falta.

Afortunadamente, esto fue lo único negativo dentro de la actuación de la banda finlandesa, que como de costumbre animó al público con una gran mezcla de fiesta, alcohol, saltos, alcohol, el típico solo de violín de Tuomas Rounakari, increíble como siempre, más alcohol, más fiesta y un setlist que lo tuvo todo: canciones del nuevo disco que no todos conocían, otras que, aun siendo del nuevo disco, eran conocidas por todos, como Metsälle, Rauta o Ievan Polkka, y algunas tan míticas como Beer Beer, Tequila, Juodaan Viinaa, Wooden Pints, Vodka, Happy Little Boozer (como ya digo, el tema del alcohol en Korpiklaani nunca es algo puntual), Metsämies o Midsummer Night (dos canciones que no esperaba y me sorprendieron muy gratamente).

Setlist:
-Tuonelan Tuvilla
-Ruumiinmultaa
-Juodaan Viinaa
-Metsämies
-Midsummer Night
-Kipumylly
-Metsälle
-Sumussa Hämärän Aamun
-[solo de violín de Tuomas]
-Vaarinpolkka
-Viima
-Lonkkaluut
-Uni
-Vodka
-Ievan Polkka
-Rauta
-Wooden Pints
-------------
-Pellonpekko
-Beer Beer
-Tequila
-Happy Little Boozer

En conclusión, fue una actuación cuyos puntos negativos no eclipsaron en absoluto el resto del concierto, donde todo el público saltó, cantó, bailó, y que junto a los estonios Metsatöll acercó a Madrid esa imagen idílica del chamán entonando sus cantos en medio de un bosque nevado, en torno a una hoguera y con una buena jarra de alcohol en la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...