8 oct. 2014

Saga de Hervör - análisis (II): Hervör, la espada Tyrfingr y el exilio de Heiðrekr en Reiðgotaland

Recuerdo los bloques de los que está compuesta la obra:
  1. Origen de la espada Tyrfingr
  2. Batalla de Sámsey
  3. Hervör, la hija de Angantýr
  4. Muerte de Angantýr y exilio de Heiðrekr
  5. Pelea de los dos hijos de Heiðrekr
  6. Genealogía de los reyes de Suecia y Dinamarca
3. HERVÖR, HIJA DE ANGANTÝR
Como ya vimos, Angantýr fue a pedir a la hija del jarl Bjarmarr, Sváfa, unión de la que nació una bella hija llamada Hervör. Al nacer, fue rociada con agua, lo que no ha de verse como un acto de obligatoria influencia cristiana. Estos pueblos nórdicos practicaban ya dicha ceremonia de verter agua sobre el recién nacido, aunque sin presencia del sacerdote.

Hervör se crió con un jarl y se ejercitó en el tiro, el escudo y la espada más que en coser y tejer (aquí empieza a crearse una descripción de la que será una futura skjaldmö o doncella guerrera). Una de las lagunas de esta versión es la identidad de este jarl (posiblemente Frodmarr, de acuerdo a un poema recitado por Hervör ante el jarl), o cómo llega Hervör a criarse bajo el cuidado de dicho jarl.
Dos ejemplos de cómo se ven a las skjaldmö en la cultura actual.
A la izquierda, Eowyn (ESDLA), y a la derecha Lagertha (Vikings).


Un día, el jarl le confesó quién era su padre, y ella decide ir a visitar su tumba, vistiéndose de hombre, adoptando el nombre de Hervarðr (equivalente masculino de Hervör) y marchar con una tropa de vikingos a Sámsey, quienes le acompañan hasta aquí, pero no más adentro, hasta Munarvágr, pues se decía que la isla estaba maldita.

Tanto Sámsey como más concretamente Munárvagr son mencionados también en el capítulo XX de la Saga de Ragnar Calzas Peludas, donde se habla de un personaje, Ögmund el Danés, que viajó a este lugar, y cuando sus hombres fueron tierra adentro, encontraron una efigie humana (trémaðr) de 40 codos de altura, cubierta de musgo, quien les cuenta que fue erigida por los hijos de Lódbroka.
No está claro si esa medida de "codos" obedece a metros o a pies, ni si Lódbroka sería una antigua diosa de la fertilidad y las cosechas, en cuyo caso sus hijos serían los humanos en general o los sacerdotes de dicha diosa[1], o si dicho término haría referencia al apelativo de Ragnar, "Calzas Peludas", en cuyo caso los constructores de dicha efigie serían los hijos de Ragnar[2]. En todo caso, no quedó más referencia de esta monumental estatua, y considerando como ciertas todas estas historias, Hervör habría pasado por la isla varios siglos antes que los hijos de Ragnar.

Hervör llegó así hasta la pira funeraria y comenzó a pasar entre los túmulos hasta llegar ante el de los berserkir, para pedirle a su difunto padre la espada Tyrfingr. Angantýr, padre de Hervör, abrió el túmulo, completamente ardiendo, y recomendó a su hija que se marchase de allí. Viendo que Hervör no se amedrenta, decide advertirle sobre los peligros que entraña la espada, y puesto que Hervör (o Hervarðr) sigue deseando la espada, Angantýr accede, y Hervör/Hervarðr marcha con la espada a la casa de Guðmundr en Glæsisvellir.
Hervör recupera la espada de Angantýr,
obra del danés Christian Gottlieb Kratzenstein-Stub


4. ANGANTÝR Y HEIÐREKR
El hijo de Guðmundr, llamado Höfundr, era un hombre tan sabio que a partir de él se denominó como höfundr (juez en islandés antiguo) a quien juzgase los asuntos de la gente. Éste solicitó a Hervör, y ambos tuvieron dos hijos: Angantýr (no confundir con uno de los berserkir visto en la parte I, que es el abuelo de este, ni con otro que aún no ha aparecido) y Heiðrekr, grandes y fuertes, aunque fueran dos polos opuestos. Angantýr quería el bien para todo el mundo, mientras que su hermano sólo buscaba hacer el mal.

En una ocasión, Höfundr organizó una fiesta, a la que Heiðrekr no estaba invitado. Con todo, asistió, y aprovechó cada ausencia de Angantýr para armar revuelo entre los invitados, que terminaron peleándose, y cuando Heiðrekr se despidió de su hermano, pensó que había hecho poco mal y decidió lanzar una piedra hacia donde oía algunos hombres hablando. Esta piedra golpeó directamente a Angantýr, matándolo.

¿Heiðrekr o Loki?: No es difícil ver en estos actos de Heiðrekr una personalización de Loki: disfruta haciendo el mal, metiendo cizaña, no es invitado a un banquete y aún así asiste (al igual que ocurre en la Lokasenna) y mata a su hermano con un objeto arrojadizo. Bien es cierto que en realidad fue Hödr quien acabó con Baldr, pero es igualmente cierto que Hödr le lanzó la rama de muérdago instigado por Baldr (podéis ver el mito completo aquí).
Muerte de Baldr, de Eckersberg (1817)

Heiðrekr confesó el asesinato a su padre y este le desterró, no sin antes darle ciertos consejos por petición de su madre Hervör, quien, además, le entrega a escondidas de Höfundr la espada Tyrfingr.

Heiðrekr en Reiðgotaland: Tras su destierro, Heiðrekr dejó su hogar y recorre un largo camino hasta llegar a Reiðgotaland. Sin embargo, hay una importante cuestión a resolver en este asunto: ¿qué conocían como Reiðgotaland? La forma antigua de este topónimo sería Hreiðgotaland, cuyo significado, según defienden diferentes autores, sería "tierra de los godos del nido". Hay una mención en el poema anglosajón Widsid de un pueblo conocido como hreðgotan, situados en torno al Vístula, lo que hace pensar a algunos autores que estos hreðgotan pudieran ser los gépidos[3], un pueblo germano que se asentó al este del Vístula y que, tras ser dominados por los hunos, participaron junto a ellos en la Batalla de los Campos Cataláunicos (451) contra el imperio romano.
Río Vístula en azul claro, junto a sus afluentes
Sin embargo, esta no es la única teoría al respecto. En su edición del Widsid[4], Luis y Jesús Lerate traducen el nombre de hreðgotan que menciona Mariano González como "godos de fama" (línea 57), debido a uno de los posibles significados para el sufijo hreið-: "bello", "famoso", "impaciente" o "noble", pero no identifican a este pueblo con los gépidos, pues en la gran enumeración de pueblos realizada en el Widsid se citan a ambos, hreðgotan y gépidos[5], por lo que la identificación como un sólo pueblo sería inviable según esta interpretación.

En cualquier caso, Heiðrekr se asentó aquí, acogido por su rey Harald, y gracias a la ayuda de la espada Tyrfingr expulsó a los jarlar que oprimían a Harald. A cambio de su ayuda, Harald le entregó a Heiðrekr la mano de su hija Helga, con quien tuvo un hijo, llamado Angantýr. Por el momento la genealogía quedaría así (más adelante se irá complicando, pero observad que hay tres Angantýr diferentes en la historia, y que Hervör está con el nombre de "Hervör I" porque no será la única de la saga en llevar este nombre):


Sin embargo, en aquella época una gran hambruna asoló el reino de Reiðgotaland, y los adivinos pronosticaron que esta continuaría hasta que se sacrificase al mejor muchacho del reino. Tanto Heiðrekr como Harald querían sacrificar al hijo del otro, en defensa del suyo propio, y como no podía ser de otra manera esto generó una batalla, en la que Harald murió y Heiðrekr se proclamó rey de Reiðgotaland. La saga menciona brevemente una batalla contra los hunos, y más concretamente contra su líder Humli, del cual se especula sobre si pudiera tratarse del mismísimo Atila o de Humla o Amal, estos dos pertenecientes a la dinastía ostrogoda de los Amalos[6], que recibió su nombre de Amal[7].

Como veréis, hacer la entrada en sólo tres bloques, tal y como tenía pensado, resultaría en unas entradas extensísimas, de manera que iré dividiéndolo poco a poco en sucesivos bloques.


NOTAS:
[1] Ibáñez Lluch, S., pp. 247-248
[2] Poole, R. G., p. 21
[3] Saga de Hervör, p. 49
[4] Beowulf y otros poemas anglosajones: siglos VII-X, p. 137
[5] Ambos pueblos aparecen citados tanto en la edición española recién citada como en la versión inglesa realizada por Killings (en ambas versiones se nombra a los gépidos en la línea 60).
[6] Saga de Hervör, p. 55
[7] Jordanes, XIV, 79


BIBLIOGRAFÍA:
El libro principal, objeto del análisis, es la Saga de Hervör (trad. y notas de GONZÁLEZ CAMPO, M.). Madrid, Miraguano Ediciones, 2003. Sin embargo, durante el análisis se han utilizado igualmente otros libros:

  • ANÓNIMO, Beowulf y otros poemas anglosajones: siglos VII-X (trad. y edición de Luis y Jesús Lerate). Madrid, Alianza Editorial, 2012. Se emplea igualmente para este análisis la versión online en inglés realizada por Killings (disponible aquí).
  • ANÓNIMOSaga de Sturlaug el Laborioso, Saga de Ragnar Calzas Peludas y Relato de los Hijos de Ragnar (edición de IBÁÑEZ LLUCH, S.). Madrid, Miraguano Ediciones, 2014.
  • JORDANES, The origin and deeds of the goths (trad. de MIEROW, C.). Disponible online aquí.
  • POOLE, R. G., Viking poems on war and peace: a study in skaldic narrative. Canada, 1991 (disponible online aquí).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...