24 jun. 2014

Una figura femenina dorada permite vislumbrar un poco más de la época vikinga


La época vikinga a menudo parece estar más apegada a la mitología que a la realidad, y puede ser difícil imaginar cómo vivían realmente los pueblos nórdicos de aquella época.

El descubrimiento de una pequeña figura, hecha de plata dorada, por arqueólogos aficionados en Revninge (Dinamarca) pone cara y cuerpo a los ancestros daneses de la época vikinga.


DESCRIPCIÓN FÍSICA:
La figura mide 4.6 cm de alto y está hecha de plata revestida de oro. El pelo está peinado hacia atrás y recogido en el centro en un moño. El vestido es de mangas largas y llega hasta los tobillos, y combina patrones decorativos de varios tipos: tiene un collar de perlas bajo el cual hay decoración de surcos bastante simple, pero a partir de la cintura la decoración se vuelve más compleja, con círculos estampados y, a ambos lados de estos, surcos como los de la parte superior pero con más incisiones. Además, entre las manos lleva un nudo de triple lazo, lo que algunos identifican con joyería similar a la encontrada en tumbas vikingas de alto rango.


IDENTIFICACIÓN:
Los arqueólogos creen que esta figura, datada en torno al año 800 y conocida ya como Mujer de Revninge, podría representar a la diosa Freya por la postura de sus manos sobre el estómago. Recuérdese que Freya es la diosa de la fertilidad y fecundidad (junto a su hermano Frey), la "Venus nórdica", y que por tanto no es extraño que sus representaciones muestren algún rasgo que dé pie a contemplarla como diosa de la fecundidad: pechos grandes, anchas caderas, embarazo...
Dado que otra de sus funciones es la de diosa del amor, también existen representaciones de Freya acompañada de querubines, como en esta pintura de Nils Blommér.
Otras interpretaciones defienden posibles identificaciones con nornas, dísir (divinidades femeninas), völvas (videntes) e incluso valquirias.

En 2013, se encontró en Hårby (Dinamarca), a unos 50 km de Revninge, una figura muy similar, que muestra una valquiria representada de forma tridimensional, con unas características muy similares a la Mujer de Revninge. Sin embargo, a diferencia de la Valquiria de Hårby, la Mujer de Revninge no porta arma alguna, sino características que sugieren una vinculación con la fertilidad.


RELACIÓN FORMAL CON OBRAS DE SU ENTORNO:
Los caracteres humanoides de la época vikinga son realmente escasos, y la Mujer de Revninge llama la atención por su increíble detallismo, en comparación con otras obras de su entorno. Os dejo algunas estatuillas de esta época para que comparéis y juzguéis:
Exvoto de la Era Vendel, algo anterior a la época vikinga (ca. 650-750 a. C.).
Odín de Lejre (datado en torno al año 900), aunque hay quien lo identifica con Freya, lo que ya trataremos en otra ocasión.
Estatuilla de Thor de Eyrarland (Islandia), datada en torno al año 1000
Representación itifálica de Frey, Estatua de Rällinge (Suecia), datada en el siglo XI (al final de la época vikinga).

Como veis, a excepción del Odín de Lejre, que muestra un mayor tratamiento en su indumentaria, en las demás obras se presta atención principalmente a los rasgos faciales (ojos, nariz, barba...) y a los atributos iconográficos (como los cuervos de Odín, el Mjöllnir de Thor o el pene de Frey) pero apenas se ahonda más allá en su aspecto físico, en sus vestiduras.
Este descubrimiento contribuirá a proporcionar más información en las discusiones relativas a las vestimentas de la época.

CURIOSIDAD:
Sin embargo, lo que más llama la atención de esta figura sería su cabeza, trabajada de forma tridimensional, mientras el cuerpo es bidimensional. Veamos una imagen de la figura desde todos los ángulos:

Por si fuera poco, y tal y como se puede apreciar en la imagen, la figura tiene un agujero a cada lado de la cabeza, lo que muestra que la figura sería algún tipo de adorno para llevar colgado.

Esto no debe extrañar, teniendo en cuenta que en tiempos prehistóricos existían algunas Venus de pequeño tamaño (como las de Grimaldi, Kostienki o Lespugue), de las cuales se piensa que pudieran ser colgantes o amuletos para protegerse de enfermedades y atraer la salud, la fertilidad y la abundancia (podéis consultar más información sobre Venus prehistóricas aquí). Que estas Venus compartan función con nuestra Mujer de Revninge es tan sólo una hipótesis, pero no deja de ser posible que algún nórdico de la época vikinga quisiese contar en su día a día o en alguna ocasión especial con la ayuda de Freya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...