26 may. 2011

Templo de Uppsala

Vamos a ver probablemente una de las manifestaciones artísticas más importantes de la arquitectura nórdica. Pero no, sintiéndolo mucho, no se ha conservado. Se trata del llamado Templo de Uppsala, tratad de imaginar cómo sería por este dibujo de Olaus Magnus del siglo XVI:

El templo estaba construido en la Antigua Uppsala, Suecia (en la foto podéis ver la localización de la ciudad moderna de Uppsala, cerca de la cual estaría dicho templo) para venerar a diversos dioses nórdicos, como ahora veremos.

Snorri Sturluson, quien también merece su entrada, cuenta en su Heimskringla que el templo fue construido por el mismísimo dios Frey. Al ser este un lugar de culto, lo más probable es que dentro se realizase culto de la mejor manera que sabían: con sacrificios, algunos animales y otros humanos (el sacrificio recibía el nombre de blóðison, de donde proviene la palabra "blood" en inglés y "Blut" en alemán, sangre en ambos casos, pero que curiosamente también ha dado paso al verbo "bless", bendecir).

Antes de que hablara de ello Snorri en el siglo XIII, Adam de Bremen, en su Gesta Hammaburgensis ecclesiae pontificum, menciona este templo al hablar del culto pagano en dicha ciudad, que Adam denomina "Ubsola". Es una fuente increíblemente buena para ver el impacto del culto nórdico en los europeos. Los capítulos 26 y 27 de su Descriptio Insularum Aquilonis dicen así (perdón por la posible traducción al español, está realizada contrastando la fuente original en latín con una traducción al inglés):
<<(26) Esa gente tiene un templo muy famoso llamado Uppsala, situado no muy lejos de la ciudad de Sigtuna. En este templo [rodeado por una cadena dorada, que cuelga del gablete del edificio y deslumbra a quienes se acercan, pues el altar está sobre el suelo, rodeado de montañas, como si fuera un teatro], completamente engalanado de oro, la gente rinde culto a las estatuas de tres dioses de tal sabiduría que el más poderoso de ellos, Thor, ocupa un trono en el medio de la habitación; Wotan [o Wodan, Odín] y Fricco [Frey] tienen su sitio a cada lado. El significado de estos dioses es como sigue: Thor, según dicen, preside sobre el aire, gobernando el rayo y el trueno, vientos y lluvias, y el buen tiempo para la cosecha. El otro, Wotan, es la furia, llevando la guerra y dando a los hombres fuerza  contra sus enemigos. El tercero es Fricco, quien otorga paz y placer sobre los mortales. Su aspecto, además, se caracteriza por un inmenso falo [iconografía típica de Frey, es lo que se denomina "representación itifálica": como dios garante de la fertilidad, debe llevar un miembro acorde a su poder]. Pero a Wotan lo esculpieron armado, como los nuestros hacen con Marte. Thor con su cetro [debe de referirse a su martillo, Mjöllnir, o en caso de ser realmente una vara, debe ser como símbolo de poder y prevalecencia sobre los demás dioses, si bien no es un elemento típico de su iconografía], se parece a Júpiter. La gente además rinde culto a héroes convertidos en dioses, a los que dotan de inmortalidad por sus grandes hazañas, tal y como, según la Vida de San Ansgar, hicieron con el rey Eric.>> 
<<(27) Para todos estos dioses, se nombran sacerdotes que ofrezcan sacrificios para el pueblo. Si la plaga o el hambre amenazan, se realiza una libación ante el ídolo de Thor; si hay guerra, a Wotan [de esa manera se sentían reconfortados si morían en batalla, porque sabían que Odín, también llamado Valfóðr o "padre de los muertos en batalla", los llevaría al Valhalla]; si se va a celebrar algún matrimonio, a Fricco. Es costumbre asimismo celebrar en Uppsala, cada nueve años, un festín para todas las provincias de Suecia. Nadie está eximido de acudir a este festival. Los reyes y el pueblo, colectiva e individualmente envían sus regalos a Uppsala y, lo que es aún más humillante que cualquier tipo de castigo, aquellos que ya han adoptado el cristianismo se redimen a sí mismos mediante estas ceremonias. El sacrificio se realiza de la siguiente manera: de cada ser vivo que sea masculino, ofrecen nueve cabezas, con cuya sangre se pretende aplacar a los dioses. Los cuerpos quedan colgando en el patio sagrado que está junto al templo. Segar este patio es tan sagrado a ojos de los paganos que cada uno de los árboles que aquí se encuentran son divinizados por la muerte o putrefacción de sus víctimas. Incluso perros y caballos cuelgan aquí junto a hombres. Un cristiano de setenta y dos años me dijo que había visto sus cuerpos quedar suspendidos de forma promiscua. Además, los conjuros coreados en el ritual de un sacrificio de este tipo son múltiples e impropios, y por tanto es mejor guardar las distancias. [Festines y sacrificios de este tipo son celebrados durante nueve días. Cada día ofrecen un hombre junto a otros seres vivos, en tal cantidad que a los nueve días habían hecho ofrendas de setenta y dos criaturas. Este sacrificio tiene lugar hacia el equinoccio de primavera]>>
(Las partes del texto situadas entre corchetes y en cursiva son scholia o "escolios", notas del propio Adam de Bremen, y cuya colocación es dudosa). Podéis encontrar las dos fuentes utilizadas aquí, tanto en inglés como la original en latín.
Como vemos, es una extensa descripción de los ritos sacrificiales de los vikingos. Sin embargo, aunque se sabe de la realización de sacrificios de todo tipo como parte de los rituales nórdicos, hay que tener en cuenta que esto fue escrito desde la óptica de un monje cristiano, horrorizado por los sacrificios de vidas animales y humanas a "falsos dioses". Por tanto, aunque es posible la existencia de un ritual sacrificial de tal calibre, es igualmente posible la exageración de todo lo ocurrido, por lo que nunca es malo mirar estas obras con un ápice de escepticismo. De igual manera sucede con su descripción del templo, mencionando una cadena de oro y un revestimiento también dorado que engalanaba todo el templo. Si bien es cierto que este templo debía tener un lujo especial por hacerse sacrificios exclusivamente cada nueve años, parece del todo improbable que este fuese un templo dorado cuando no se conservan restos de ninguna arquitectura similar.

Cerca del templo se encontraría el conocido como Árbol Sagrado de Uppsala (al que podemos ver a la derecha de la primera foto) con unas amplias ramas que se esparcían a los lados. Con seguridad este árbol estaba colocado en recuerdo del archiconocido Yggdrasil, de ahí la mención que Adam hacía a sus amplias y esparcidas ramas (gracias a las ramas, el Yggdrasil sujetaba los nueve mundos apoyándose con sus raíces en el Niflheim, el Midgard y el Asgard, situadas en la raíz, tronco y copa respectivamente). Además se decía que el árbol estaba siempre verde, fuese verano o invierno.

Finalmente, el templo fue destruido, y la interpretación más plausible achaca esta destrucción al rey Ingold I en el año 1087 durante la última batalla entre paganos y cristianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...