28 may. 2011

Thor contra Loki del Recinto Exterior

La primera historia que me parecía curiosa contar es la única donde Thor y sus compañeros pierden (o eso parece). La historia sería la siguiente:

Thor decidió un día salir de viaje acompañado por Loki (por favor, a quien lea esto, que se le quite de la cabeza lo de que Loki era un dios necesariamente malo. Nada de eso, simplemente se movía por sus propios motivos, y sí, en muchas ocasiones es el causante de las desgracias, pero en otras, como aquí, simplemente coopera con Thor) y Thialfi (un ayudante de Thor del que ya hablaremos).

Marcharon hacia el este, encontraron un óceano y lo atravesaron, y cuando llegaron al otro lado encontraron un bosque. Como era de noche, decidieron buscar un refugio, y con suerte lo encontraron, una extraña casa sin ningún mueble y con una puerta que abarcaba todo un lado de la casa. A medianoche escucharon un terremoto, por lo que decidieron dormir allí y Thor se quedó con su Mjöllnir a hacer guardia, tras lo cual oyeron unos terribles rugidos.

A la mañana siguiente, Thor fue a averiguar de donde venían esos rugidos. De esa manera encontró al gigante Skrymir, que les explicó que la casa donde ellos habían dormido era su guante (ellos habían dormido en el pulgar), el terremoto que habían oído era Skrymir al acostarse, y los rugidos eran sus ronquidos.




Skrymir pidió acompañarles en su viaje y aceptaron, de modo que él colocó toda la comida de Thor, Loki y Thialfi en su bolsa y les ayudó a cargarla. Al anochecer, él les dio la bolsa para que comieran mientras él dormía, pero estaba atada de tal manera que él no podía desatarla por lo que Thor, furioso, golpeó con su martillo a Skrymir en la cabeza. Pero Skrymir, al despertar, creyó que le había caído una hoja en la cabeza. Nuevamente durmió, y nuevamente golpeó Thor con más fuerza a Skrymir. Esta vez se creyó que le había caído una bellota. De nuevo se volvió a dormir, y cuando Thor le golpeó con todas sus fuerzas, Skrymir creyó que un pájaro le habría tirado alguna ramita.
Llegaron al castillo de Utgard, donde el gigante se despidió, llevándose su bolsa, y aconsejándoles que se dirigieran con respeto al rey del castillo, pues no le gustaba la gente débil. Dicho esto se marchó.
Thor y sus amigos intentaron abrir el portón pero no pudieron, aunque sí pudieron entrar entre los barrotes.
Cuando llegaron ante el rey Útgarða-Loki (o Loki del Recinto Exterior, ese "út" pasaría al inglés "out" y el "gard" a palabras relacionadas con lugares o recintos, como "garden", jardín) este les dijo despectivamente que no recibiría a nadie que no mostrase algún talento especial.

Comenzó Loki, asegurando que no había nadie que comiese más rápido que él, y sacaron una artesa (una especie de cajón de madera, que principalmente sirve para amasar el pan) llena de carne, y mientras que Loki devoró toda la carne dejando tan sólo los huesos, su competidor, Loge, devoró los huesos y hasta la artesa, por lo que Loki fue derrotado.

El acompañante de Thor, Thialfi, desafió a alguien a echar una carrera. Llamaron a un niño llamado Huge, que lo derrotó sin duda en las tres carreras que hicieron.


Finalmente llegó Thor asegurando que nadie era capaz de beber tanto como él, por lo que le trajeron un cuerno que le pareció un poco largo pero no muy ancho. Útgarða-Loki dijo que sólo unos pocos eran capaces de bebérselo de un trago, otros de dos, e incluso era buen bebedor quien se lo bebía de tres.
Thor comenzó a beber sin parar, pero para su sorpresa observó que a cada trago que daba, el nivel del líquido sólo había descendido un poco.

Tras su primera derrota, Útgarða-Loki le ofreció otra prueba: tratar de levantar a su gato. Thor, ofendido, tratño de levantar al gato con todas sus fuerzas pero tan sólo logró elevar una de las patas del animal.
La última prueba que tenía para demostrar su fuerza era enfrentarse a la nodriza de Útgarða-Loki, una anciana decrépita, desdentada y encorvada. Thor se enfrentó contra ella, pero cuanta más fuerza hacia Thor, más fuerza hacía la anciana, por lo que Thor acabó incluso perdiendo el equilibrio y apoyando una rodilla.

Al día siguiente, totalmente avergonzados por sus múltiples derrotas, los tres se dispusieron a marcharse, pero Útgarða-Loki insistió en acompañarles a la puerta, y una vez allí les dijo:
"-Les voy a revelar la verdad, ahora que han salido de mi castillo, al que nunca volverán a entrar mientras yo reine. En verdad, si hubiera sabido que eran tan peligrosos nunca los hubiera recibido. Yo soy Skrymir, el gigante al que hallaron en el bosque, y éste es el significado de lo que han visto y oído: Thor no pudo abrir mi bolsa, pues la había atado con hilos de acero que él no podía ver. Los golpes que Thor dirigió contra mí me hubieran matado, incluso el primero, de no ser porque coloqué frente a mí una montaña invisible. Ahí la pueden ver: esos tres valles fueron abiertos por los golpes de su martillo."
Y en efecto, les mostró una montaña con tres enormes hendiduras, una de ellas descomunalmente mayor. Y prosiguió:
"Loki no podía vencer a Loge, porque él es el fuego, y por eso consumió los huesos y la artesa (la interpretación más plausible es defender que esto podría ser visto como una necesidad de controlar el apetito). Thialfe no podía derrotar en velocidad a Huge, que es el pensamiento, más rápido que cualquier criatura (por lo cual aquí podemos ver el enfrentamiento que se da entre el cuerpo, representado por Thialfi, y la superioridad de la mente, Huge). El cuerno que Thor intentó vaciar tenía en su otro extremo al mar, y los tres sorbos de Thor lo hicieron descender de nivel (estos movimientos del océano para entrar dentro de la boca de Thor es lo que consideraban como el motivo del oleaje). Mi gato es en realidad la serpiente de Midgard (Jörmungandr), que rodea toda la tierra con la cola sujeta en la boca, y Thor estuvo a punto de elevarla hasta el cielo.
En cuanto a mi nodriza, Elle, es la Vejez, contra quien nadie puede hacer nada, y ante ella Thor sólo dobló una rodilla (esto es bastante significativo, pues al ser Elle una alegoría de la vejez, esta parte serviría para explicar a los espectadores que nadie escapa a la vejez ni a la muerte, ni siquiera los dioses. Un caso similar lo veremos al tratar el mito de las manzanas de Iðunn). Ahora váyanse, y si regresan nosotros resistiremos con todas nuestras fuerzas.
Enfurecido, Thor se dispuso a atacar con su martillo, pero Útgarða-Loki desapareció, y donde estaba su castillo tan sólo quedó una pradera.

1 comentario:

  1. Muy buena historia y se puede trabajar de muchas maneras con los niños

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...